Mapas de Barcelona

Barcelona es una ciudad internacional, abierta, donde la diversidad social es una realidad. La capital catalana se encuentra entre las mejores ciudades del mundo en las clasificaciones de calidad de vida, seguridad y equidad. Es una ciudad saludable, de clima mediterráneo, con zonas verdes y repleta de monumentos y con vida cultural. El centro de la cuidad es completamente distinto al del pasado. Pese a que nosotros no lo hayamos vivido, esta ciudad es el resultado de miles de años de proyectos urbanísticos y de la reconstrucción de las calles. Un artículo de Geografía Infinita nos cuenta “la evolución del mapa de Barcelona a través de los siglos”. La memoria histórica de Barcelona se amplía hasta el año 4000 antes de Cristo (finales del Neolítico). Desde entonces han pasado un gran número de poblados por Barcelona. Los primeros fueron los íberos y los romanos, seguido por los musulmanes y los visigodos.

En la montaña catalana Monjuïc se encontraba un poblado ibérico muy significativo llamado Barkeno (desde el siglo IV antes de Cristo). Un estudio de la revista Quaderns d’Arqueologia i Història de la Ciutat de Barcelona (Quarhis) mantiene que este poblado tuvo una importancia trascendental. Controló el comercio marítimo y fluvial del río Llobregat, acuñó monedas con la leyenda Barkeno y entró en contacto con las potencias económicas del momento, entre ellas la Roma republicana. Se sabía que había un poblado ibérico, pero se desconocía su importancia y que hubo un asentamiento romano en la montaña.

Un núcleo romano llamado Barcino

La Barkeno ibérica se transforma en la Barcino romana. Los romanos se instalaron primero en el Monte Táber y después en el llano en el siglo I aC. Desde este centro, la ciudad seguía un trazado ortogonal, con manzanas cuadradas o rectangulares. La ciudad fue rodeada con una muralla con cuatro puertas en los extremos de las dos vías principales. La colonia recibió el nombre de Barcino, tomando así el nombre del poblado ibérico y su moneda.  La cuidad de entonces tuvo una extensión de trece hectáreas.

Mapa de Barcino 

Primeros asentamientos en los alrededores

La ciudad fue creciendo y le venía pequeño el anillo de la muralla. En el siglo XI la ciudad sufrió numerosos cambios transformándose en el centro del poder político, religioso, cultural y comercial.  Convirtiéndose en un importante eje marítimo y comercial del mar mediterráneo. Los árabes ocupan la ciudad y se quedan sin destruirla, durante casi 90 años. Debido a esto se producen los primeros asentamientos en los alrededores. La creación de estos nuevos núcleos hizo que Barcelona necesitase una nueva muralla que sirviese de defensa.

Mapa de Barcelona a finales de la Edad Media

Barcelona amurallada

La ciudad estuvo delimitada por tres murallas desde la antigüedad hasta la Edad moderna. Estas murallas fueron las que trazaron el mapa de Barcelona. Los romanos comenzaron la primera muralla en el siglo I dC. Las otras dos murallas afianzaron nuevos espacios urbanos en círculos céntricos para crear nuevos asentamientos que se fueron formando fuera de la ciudad original. Construyen una ciudadela militar donde los adversarios son encarcelados cuando no eran ejecutados. Barcelona crece, también sus industrias, y las antiguas murallas ya no son más que un estorbo.

Mapa de la ciudad  amurallada

Proyecto del Ensanche de Barcelona

Pero a mediados del siglo XIX la situación sanitaria y social de la población era insoportable como consecuencia del crecimiento de la población. El plan de Reforma y Ensanche de Barcelona se llevó a cabo por Ildefonso Cerdá. Cerdá aspiraba a una ciudad que se articulase a través de calles anchas y espacios verdes. El ingeniero diseñó un proyecto en el que predominaban las calles paralelas y perpendiculares. Continuando los ejes de los caminos que conducían a la ciudad, aparecieron pequeñas áreas con casas. Al cabo de unos cien años, estas áreas habían crecido y aparecían nuevas, de manera que se formó un tejido urbano casi continuo.

Ensanche de la ciudad de Barcelona de Cerdá

Barcelona moderna

Durante el siglo XIX Barcelona se transformó en una ciudad moderna debido a tres causas: la migración poblacional del campo a la ciudad, los avances industriales y urbanísticos, y una mejor estructuración del territorio mediante una amplia red de carreteras y ferrocarriles.

Mapa de Barcelona en el siglo XIX

En el siglo XX se implementó un Plan de Enlaces y agregaciones municipales. Barcelona se agregó seis poblaciones vecinas que hasta entonces eran independientes. Esta agregación supuso la necesidad de un Plan de Enlaces de la ciudad. Se buscaba la organización de esta integración de los nuevos municipios. La llegada de la Segunda República favoreció la creación de diferentes proyectos urbanísticos en una ciudad que había llegado al millón de habitantes y estaba a falta de viviendas, escuelas, hospitales, etc.

Mapa de Barcelona en el siglo XX

Hoy en día, esta ciudad apuesta por la innovación, la sostenibilidad ambiental, el uso de las tecnologías y el diseño creativo de infraestructuras. Como hemos visto, Barcelona ha pasado por innumerables cambios de su casco urbano hasta convertirse en lo que es hoy en día.

Mapa de Barcelona en el siglo XXI
  1. Centro histórico
  2. Periferia
  3. Ensanche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies